70,000 buques de pesca han sido ocultados a la vista del público, hasta ahora.

This post is also available in: English

Traducido por Brenda Moreno Espinosa

Nuestras flotas pesqueras industriales atraviesan un área de océano cuatro veces más grande que todas las tierras agrícolas en la tierra. Ese es solo uno de los muchos hallazgos en un nuevo estudio que rastrea 70,000 barcos de pesca entre 2012 y 2016 y muestra con un detalle sin precedentes a dónde van y qué impulsa sus actividades. Los resultados, publicados en Science, también se usaron para generar un mapa público e interactivo que revela la sorprendente extensión de la industria.

El estudio aprovecha los nuevos desarrollos tecnológicos en las señales de identificación automática (AIS por sus siglas en inglés) que los buques transmiten, y que ahora se utilizan en esfuerzos internacionales como Global Fishing Watch para rastrear la escala de la pesca en el mar. La gran cantidad de datos que reunieron los investigadores les permitió revelar algunas incógnitas sorprendentes. El estudio mostró que solo en 2016, los barcos de pesca registraron 40 millones de horas de actividad pesquera, lo que equivale a 19 mil millones de kilovatios hora de energía consumida. La pesca se produce en al menos el 55% del planeta, concentrada en regiones como el noroeste del Pacífico y el noreste del Atlántico. Esto cubrió más de 200 millones de kilómetros cuadrados de océano, muchas veces más que el área que cubre la agricultura en la tierra. Y sin embargo, a pesar de esto, la pesca contribuye con solo 1.2% de nuestras calorías globales.

Curiosamente, los datos de alta resolución resaltaron algo que no se había considerado antes: el impacto de la cultura y la política frente a los factores ambientales en los patrones de pesca. En las latitudes medias, hubo una disminución notable en la actividad que parecía coincidir con la moratoria de la pesca en China. En el hemisferio norte, alrededor de Europa, la actividad se hundió en los días de Navidad. Del mismo modo, hubo menos buques chinos detectables durante el Año Nuevo chino.

Esto puede no parecer tan sorprendente. Pero lo inesperado es que, en comparación con estas características culturales y políticas, factores naturales como los cambios en las poblaciones de peces y la migración tuvieron un impacto mucho menor sobre cómo se formaron los patrones de pesca. Los autores concluyen que al igual que otras industrias importantes en la tierra, la pesca de hoy parece estar relativamente aislada de los ciclos naturales, determinada en cierto grado por factores humanos.

El análisis también destacó algunas regiones de menor actividad pesquera, como en el Océano Austral. Demostró que un puñado de naciones-China, España, Taiwán, Corea del Sur y Japón dominan en alta mar, representando el 85% de la pesca allí. (La mayoría de los buques de otros países parecían limitar sus actividades a las zonas económicas exclusivas de sus respectivas naciones).

Para obtener sus resultados, los investigadores utilizaron herramientas de aprendizaje automático de vanguardia para reconocer con precisión los barcos de pesca mediante su AIS e identificar características tales como su longitud, tonelaje y potencia del motor para obtener información detallada sobre sus actividades. En última instancia, la plataforma procesó 22 mil millones de señales AIS individuales para construir una imagen global y amplia.

Sus ideas sobre los matices de la pesca industrial podrían ayudarnos a gestionar mejor la biodiversidad del océano. Por ejemplo, el mapeo en vivo puede revelar zonas sin explotar donde la conservación podría tener un mayor impacto. Podría ayudar a realizar un seguimiento de las naciones pesqueras más grandes y cuánto pescan, e incluso puede ayudar a los gobiernos a identificar qué políticas pesqueras funcionan y cuáles no. Al llevar las actividades pesqueras a un ámbito transparente y en línea, el mapa abierto y accesible del estudio también ha permitido que todos comprendan la magnitud de la amenaza que representa para nuestros mares.

Fuente: Kroodsma et. Alabama. “Seguimiento la huella global de la pesca“. Ciencia. 2018.

Imagen: Google / Skytruth

Suscríbase para recibir el resumen semanal de la revista

Te has registrado satisfactoriamente

Become a Member Today >>

You have Successfully Subscribed!

Share This

Share This

Share this post with your friends!