La sorprendente riqueza de árboles nativos de la ciudad de Nueva York.

This post is also available in: English

Traducido por María Fernanda Enríquez

La naturaleza urbana a menudo se presenta como degradada, carece de biodiversidad nativa y consiste principalmente en especies invasoras y de malezas. Pero un nuevo estudio muestra que incluso la ciudad más poblada de los Estados Unidos contiene importantes bosques dominados por especies de árboles nativos. 

Los hallazgos, que aparecen en la revista Ecological Applications, subrayan la importancia de estudiar los bosques urbanos por separado de los árboles de las calles, que a menudo son especies no autóctonas. Agrupar a los dos puede resultar en una subestimación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos asociados con los árboles de una ciudad. 

Muchas ciudades contienen áreas forestales importantes en parques o áreas naturales. En la ciudad de Nueva York, estos bosques urbanos cubren 2,947 hectáreas. En el nuevo estudio, los investigadores examinaron la vegetación en 1.124 parcelas en los 53 parques de la ciudad de Nueva York que contienen masa forestal. 

Encontraron que el 84% de todos los árboles de dosel en estas parcelas son especies nativas. Más de la mitad de todas las parcelas tienen un 100% de dosel nativo. Las diez especies de dosel más comunes son todas nativas, con el maíz dulce y el roble rojo del norte en la parte superior de la lista. 

Esos resultados están en marcado contraste con una encuesta anterior que evaluó árboles en toda la ciudad en general. Estimó que el dosel urbano era 55% nativo y 45% no nativo, y sugirió que el árbol del cielo invasor es el árbol más abundante en la ciudad de Nueva York, que representa el 9% del dosel urbano. Pero el árbol del cielo solo compone el 1.1% del dosel en las parcelas de bosques estudiadas en el nuevo estudio. 

Los estudios anteriores que evaluaron los árboles en los tipos de uso de la tierra tampoco lograron captar cuántos árboles hay en la ciudad de Nueva York. Uno de esos estudios sugirió que la ciudad contiene alrededor de 5 millones de árboles en general. Sin embargo, basándose en las mediciones de densidad del nuevo estudio, los investigadores estiman que hay 5 millones de árboles en los bosques urbanos de la ciudad, que cubren solo el 5.4% del área de la ciudad. 

Si bien las masas forestales de la Ciudad de Nueva York pueden ser fuertes ahora, su futuro es un poco peligroso. «La proporción de especies de árboles nativos disminuye en 75% y 53% en la historia media y el sotobosque, respectivamente, lo que sugiere amenazas potenciales para el futuro dominio nativo de las copas de los bosques urbanos», escriben los investigadores. 

Además, casi tres quintas partes de las parcelas forestales contienen enredaderas no nativas en árboles de dosel. Tales vides pueden suprimir el crecimiento de los árboles y acortar su vida útil. Y las plantas no nativas en el sotobosque de estas parcelas podrían disminuir la supervivencia de las plántulas de árboles nativos. 

Pero ahora que estas amenazas son claras, los administradores pueden intervenir, dicen los investigadores. Descubrieron que la estructura de los rodales y los tipos de bosques encontrados en la ciudad de Nueva York son similares a los de los bosques naturales en áreas rurales del estado de Nueva York. Por lo tanto, los silvicultores podrían llevar a la ciudad técnicas silvícolas bien conocidas (eliminar especies invasoras en la historia media y el sotobosque, y quizás plantar algunas plántulas nativas) para mantener la salud del dosel de árboles nativos para el futuro. 

Fuente: Pregitzer C.C. et al. “Una evaluación a escala de la ciudad revela que los tipos de bosques nativos y las especies de altura dominan los bosques de la ciudad de Nueva York.” Ecological Applications 2018

Imagen: leafcarvingart.com

Suscríbase para recibir el resumen semanal de la revista

Te has registrado satisfactoriamente

Your Donation Will Be Doubled

From now until December 31st as part of a national campaign to support nonprofit news

Share This

Share This Article