¿Gas o electricidad? El beneficio por emisiones puede depender de dónde viva

This post is also available in: English

Traducido por María Fernanda Enríquez

Para muchos, la revolución del transporte eléctrico no puede llegar lo suficientemente pronto. Los vehículos eléctricos con batería podrían representar el 57 por ciento de las ventas mundiales de automóviles de pasajeros para 2040. Pero los investigadores del MIT y la Ford Motor Company muestran que, al menos a corto plazo, los vehículos ligeros a gasolina podrían tener más sentido ambiental en algunas partes del país.  

Los vehículos eléctricos reducen las emisiones de gases de efecto invernadero para la mayor parte de la nación, según informan expertos en la revista Environmental Science & Technology. El impacto es especialmente mayor en las dos costas y en el sur. Pero en trozos del Medio Oeste, los vehículos ligeros que funcionan con gasolina podrían tener un mayor impacto en las emisiones.

El sector del transporte es una de las mayores fuentes de contaminación por gases de efecto invernadero. Además, las emisiones del tubo de escape conducen al smog y a la contaminación por partículas diminutas, lo que puede dañar la salud, especialmente de niños y adultos mayores. Reemplazar los automóviles que funcionan con gasolina por los eléctricos podría reducir estas emisiones. Pero los escépticos señalan que la fabricación de baterías puede tener un impacto ambiental, al igual que la fuente de electricidad utilizada para cargar los vehículos eléctricos.

El nuevo estudio considera una variedad de factores que contribuyen al impacto ambiental de los vehículos eléctricos a nivel de condado por condado en los Estados Unidos. Estos factores incluyen diferencias en el clima regional, las diferentes fuentes de generación de energía y el número promedio de millas recorridas cada año.

La fuente de energía que se dirige a la red desempeñó el papel más importante en la carga de emisiones de un vehículo durante su vida útil. La red es relativamente más limpia en las costas con el uso de plantas de energía de gas natural y energías renovables. Pero el Medio Oeste todavía depende considerablemente de las plantas de carbón.

Los investigadores señalan que no muchos estudios han tenido en cuenta la temperatura ambiente y las diferencias regionales en los patrones de conducción. Pero estos factores pueden tener efectos importantes sobre las emisiones. Calentar en climas muy fríos, por ejemplo, puede reducir significativamente la eficiencia de la batería. Mientras tanto, las condiciones de manejo urbano versus rural también pueden afectar la eficiencia del combustible, ya que los vehículos eléctricos son más beneficiosos en el tráfico de parada y salida.

El equipo utilizó estos factores para comparar las emisiones de los automóviles de gasolina medianos estándar, las versiones livianas de estos automóviles y los automóviles eléctricos. Los autos livianos son aquellos con estructuras hechas principalmente de aluminio o acero liviano especializado. Los datos de los automóviles estándar provienen de los datos de rendimiento de vehículos de Ford en alrededor de 30,000 automóviles. Los investigadores utilizaron técnicas de modelado estándar para calcular el rendimiento de los otros vehículos.

En algunos lugares del Medio Oeste, descubrieron que los automóviles de gasolina livianos en realidad generarían menos emisiones que comprar un automóvil eléctrico comparable. Esta ventaja en la reducción de emisiones fue la mayor en partes de Wisconsin y Michigan. «Algunas de las áreas con más redes pesadas en carbono también son más frías y algo más rurales», dijo Randolph Kirchain del MIT, quien dirigió el trabajo. «Las tres cosas pueden inclinar las emisiones de manera negativa para los vehículos eléctricos».

Fuente: Di Wu et al. Regional Heterogeneity in the Emissions Benefits of Electrified and Lightweighted Light-Duty Vehicles. Environ. Sci. Technol., 2019.

Suscríbase para recibir el resumen semanal de la revista

Te has registrado satisfactoriamente

Your Donation Will Be Doubled

From now until December 31st as part of a national campaign to support nonprofit news

Share This

Share This Article