DAILY SCIENCE

Los vehículos eléctricos podrían beneficiar más la salud que el clima
Los beneficios para la salud de la reducción de la contaminación del aire debido a una mayor proporción de vehículos eléctricos en China superan los beneficios climáticos.
octubre 15, 2019

This post is also available in: English

Traducido por María Fernanda Enríquez

Es el mercado más grande del mundo para vehículos eléctricos, impulsado por subsidios gubernamentales. Los objetivos principales de estos incentivos han sido reducir el uso de combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero. Ahora, un nuevo estudio en Nature Sustainability muestra que al reducir la contaminación del aire, una creciente flota de vehículos eléctricos en la nación también podría salvar miles de vidas.  

Si un poco más de una cuarta parte de los automóviles de propiedad privada y una proporción ligeramente mayor de vehículos comerciales fueran eléctricos, según los investigadores en el estudio, los recortes en la contaminación del aire podrían evitar casi 17,500 muertes. 

Además, «la calidad del aire y los beneficios para la salud de la electrificación del vehículo superan los beneficios climáticos», dice K. Max Zhang, de la Universidad de Cornell y coautor del artículo. Un estudio anterior realizado por otros investigadores mostró beneficios similares para la salud de los vehículos eléctricos en los Estados Unidos. Pero, sorprendentemente, agrega Zhang, «los beneficios de la calidad del aire nunca se han considerado en el desarrollo de programas de incentivos para vehículos eléctricos en China».

El transporte es una de las mayores fuentes de contaminación y emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo. La Agencia Internacional de Energía sugiere que alrededor de un tercio de los automóviles tendrían que ser eléctricos para cumplir con el acuerdo climático de París de mantener el aumento promedio de la temperatura global dentro de los 2°C.

Sin embargo, se ha debatido el papel de los vehículos eléctricos en la mejora de la calidad del aire. No expulsan las emisiones que conducen al smog dañino y a la contaminación por partículas diminutas. Pero pueden aumentar las emisiones dependiendo de dónde provenga la electricidad para cargarlas. La mayoría de la electricidad de China proviene de centrales eléctricas de carbón.

Para este estudio, Zhang, Ye Wu de la Universidad de Tsinghua y sus colegas modelaron dos escenarios para 2030. Uno no imaginaba vehículos eléctricos mientras que el otro asumía el 27% de los automóviles privados y una mayor proporción de vehículos comerciales, como autobuses públicos y camiones ligeros de tipo eléctrico. Consideraron la generación de energía a partir de una mezcla de carbón y energías renovables, y solo de esas dos fuentes.

Utilizaron un modelo de transporte de química atmosférica para calcular las concentraciones de contaminación de partículas, ozono y dióxido de nitrógeno para tres grandes regiones urbanas desarrolladas en el este de China: Beijing-Tianjin-Hebei, Delta del río Yangtze y Delta del río Pearl.

Todos los escenarios de generación de energía muestran beneficios positivos para la calidad del aire y la salud. La adopción de vehículos eléctricos redujo la contaminación por partículas en todo el país, con una reducción mayor en las tres áreas desarrolladas. Los niveles de dióxido de nitrógeno se redujeron aún más, y cayeron más en las ciudades pobladas de Beijing, Shanghai y Guangzhou. Del mismo modo, la electrificación condujo a una gran caída en los niveles de ozono en verano en las tres regiones. La exposición reducida a largo plazo a la contaminación del aire podría salvar 17,456 vidas para 2030.  

El equipo también calculó y comparó los beneficios monetarios de los beneficios para la salud relacionados con la calidad del aire versus los beneficios sociales de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Descubrieron que la calidad del aire y los beneficios para la salud eran al menos cuatro veces mayores.  

«De alguna manera, los esfuerzos para controlar la contaminación del aire y desarrollar la industria de vehículos eléctricos en China no se han alineado a nivel político», dice Zhang. «Queremos crear conciencia sobre esta brecha». Las ventas de vehículos eléctricos se han desacelerado drásticamente este verano después de que el gobierno redujo los subsidios para vehículos eléctricos; los subsidios se eliminarán por completo para 2020. Pero, según Zhang y sus colegas, los responsables políticos locales deberían tomar nota de los beneficios para la salud de los vehículos eléctricos y considerar continuar apoyando los vehículos eléctricos a escala regional. «Se aconseja a los gobiernos municipales de las megaciudades que promuevan incentivos más progresistas».

Fuente: Xinyu Liang et al. Air quality and health benefits from fleet electrification in China. Nature Sustainability, 2019.

Foto: flickr

Suscríbase para recibir el resumen semanal de la revista

Te has registrado satisfactoriamente

Share This

Share This Article